Napolitano reasumió para frenar la parálisis política italiana

El reelecto presidente de Italia juró en su segundo mandato e intentará formar un gobierno en los próximos 7 años de gestión. A sus 87, criticó a los partidos y ante el Parlamento recalcó la imperiosa necesidad de sacar al país de la crisis institucional.

El veterano presidente asumió por la incapacidad de los partidos italianos
Con el paso del tiempo se convirtió sin duda alguna en el hombre más respetado de Italia.

Es cierto que la incapacidad de los demás hace que otra figura no sea más relevante que la suya a nivel político. Es por ese motivo que Giorgio Napolitano se convirtió por segunda vez en la historia en el presidente de su nación.

El ex comunista fue reelecto por el Parlamento, ante el cual imploró por la colaboración de los partidos para buscar a un candidato que intente formar un gobierno.

Como “amenaza” al respecto, intimidó a los políticos que en caso de no crear una administración se expondrán las consecuencias del país.

A sus 87 años, el mandatario inició su discurso de investidura pidiendo “hacer progresar a una Europa unida, contribuyendo a definir y respetar las exigencias de sostenibilidad financiera y estabilidad monetaria“.

Ante la falta de acuerdo sobre su sucesor, Napolitano remarcó que “era necesario ofrecer una señal de cohesión nacional para dar respuesta a nuestros problemas“.

Luego lanzó fuertes críticas a los partidos: “Mis esfuerzos fueron en vano por la insensibilidad de las fuerzas políticas y terminaron pidiéndome que asuma esta responsabilidad para sacar a las instituciones de este punto muerto fatal“.

Comments

comments

Responder

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Encuesta semanal

¿Seguirá subiendo el dolar?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...