Veterinario descuartizó a su mujer y la cremó como un animal

Un español de Benijófar fue detenido acusado de asesinar a su esposa, a quien mandó a calcinar sus restos a una empresa incineradora de mascotas. Mantuvo el cadáver despedazado durante tres días en el baúl del auto.

El veterinario, junto a su esposa, en épocas felices
Una historia con pocos precedentes tuvo lugar en la Comunidad Valenciana.

Un sujeto fue detenido, puesto a prisión preventiva, y se le tomó declaración por un supuesto delito de homicidio contra su propia mujer.

Lo cierto es que este hombre descuartizó a su esposa y luego la mandó a cremar a una empresa incineradora de animales.

El veterinario mantuvo guardado los trozos de cuerpo de su amada durante tres días en el baúl de su vehículo para luego llevarla a la compañía a la cual envía cotidianamente algún que otro cuerpo de los animales que atendía.

Los encargados del lugar recibieron el cadáver despedazado de la mujer en siete bolsas de plástico.

La horrenda acción la habría cometido en el patio de su casa aprovechando que su hijo se encontraba con unos amigos. El mismo homicida le comunicó a sus vástagos que cometió el atroz crimen.

Los pesquisas investigan el hecho y se barajan dos posibilidades: el suicidio de la mujer, que tenía problemas con su estado de obesidad, o un homicidio voluntario.

Comments

comments

Responder

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Encuesta semanal

¿Seguirá subiendo el dolar?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...