CASO MARITA VERÓN: Todos absueltos


Los 13 acusados de secuestro, retención y ocultamiento agravado, en concurso con el delito de promoción de la prostitución, fueron declarados inocentes. Seguirán siendo investigados por otros casos.

Por ahora, no hay justicia para Marita Verón, la mujer secuestrada hace 10 años y 8 meses, y que permanece desaparecida desde ese entonces.

La Sala II de la Cámara en lo Penal de Tucumán dio por concluido el proceso oral y público que comenzó en febrero y terminó este martes con la absolución de los 13 acusados.

El tribunal integrado por Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano declaró inocentes a María Azucena Márquez e Irma Medina, sus hijos José “Chenga” Gómez y Gonzalo “Chenguita” Gómez, Pascual Andrada, Humberto Derobertis, Carlos Luna, Mariana Bustos, Daniela Milhein, Alejandro González, Víctor Rivero, María Rivero y Cinthia Gaitán.

El fiscal Carlos Sale y la querella habían solicitado una pena de hasta 25 años de prisión para los principales sospechosos, pero lejos de condenarlos los absolvieron, y la semana próxima darán los fundamentos.

Las declaraciones de 130 testigos que pasaron por la sala del proceso, muchas de ellas mujeres de identidad reservada que fueron víctimas de redes de trata de personas, parecieron no haber sido suficientes para condenar a los acusados.

La defensa de los que se sentaron en el banquillo consistió, básicamente, en descalificar y desestimar las declaraciones de los testigos reservados, pidiendo en consecuancia la absolución de susclientes.

En general, durante el proceso judicial quedaron expuestas no sólo las deficiencias en la investigación policial sino los vínculos de los acusados con el poder y la política, que afectó la pesquisa.

Una historia estremecedora

Marita Verón desapareció el 3 de abril de 2002, luego de salir de la casa de su mamá, Susana Trimarco, ubicada en el barrio El Bosque.

En la desesperada búsqueda se confirmó lo que se temía: una prostituta les dijo al comisario Jorge Tobar y al padre de Marita, Daniel Verón, que la joven había sido vendida a La Rioja.

En medio de la incertidumbre por el paradero de su hija y la inacción policial, fue la misma mamá de Marita quien realizó las investigaciones más fructíferas de la causa, llegando incluso a infiltrarse en prostíbulos para conseguir información.

Tras 10 años de padecimiento, se llegó a un juicio. Según la acusación, los secuestradores de marita fueron María Jesús y Víctor Rivero, en tanto que Daniela Milhein y Alejandro González la tuvieron cautiva.

Luego, en La Rioja, estuvo esclavizada en los prostíbulos de Irma Medina y de sus hijos “Chenga” y Gonzalo, mientras que los otros seis imputados habrían cumplido distintos roles en la red de explotación sexual.

A tres días para que Marita cumpliera 34 años, el tribunal consideró que los acusados eran inocentes. Cualquier otra causa podría caer definitiva, pero Trimarco es una luchadora y tal como aseguró más de una vez, no va “a descansar hasta encontrarla”.

Comments

comments

Responder

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Encuesta semanal

¿Seguirá subiendo el dolar?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...