“Me dijeron que ni la Presidenta me iba a salvar”


Alfonso Severo declaró ante el juez que investiga su desaparición y aseguró a los medios que dará su testimonio en el juicio por el crimen de Mariano Ferreyra. “La única forma de que no vaya es que esté muerto”, señaló.

Este viernes, Severo declaró en el juzgado de garantías número 9 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Luis Silvio Carzoglio, donde relató lo ocurrido durante las 24 horas que estuvo desaparecido.

Cuando salió de su encuentro con el fiscal Elvio Lobato, habló con los medios de prensa y contó más detalles de su cautiverio, además de denunciar nuevos llamados intimidatorios tras su aparición.

“Me dijeron que no me meta más con el ferrocarril, que ahí no voy a volver nunca más. Me decían que era un buchón, un vigilante, que piense en mis hijos”, recordó.

Severo aseguró que no pudo ver bien a los captores porque estuvo “con el rostro tapado y maniatado en el interior de una camioneta”, aunque sí logró observar a uno para hacer un identikit.

Sin embargo, el ex ferroviario indicó que identificó, al menos, tres voces distintas y recordó una frase de uno de los secuestradores que le llamó la atención: “Preguntale al gordo qué hacemos, porque se decretó alerta nacional”.

Además, Severo contó que los delincuentes le decían “que ni la policía, ni los Derechos Humanos, ni la Presidenta” lo “iban a salvar”.

El testigo clave en el juicio por el crimen del militante Mariano Ferreyra aseguró que se encuentra “bien de salud” pese a los golpes y remarcó: “Voy a declarar, que se queden tranquilos, la única forma de que no vaya a declarar es que esté muerto”.

Comments

comments

Responder

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Encuesta semanal

¿Seguirá subiendo el dolar?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...