Hallaron con vida a Alfonso Severo


El testigo clave en el juicio por el crimen del militante Mariano Ferreyra fue encontrado el jueves por la noche en la localidad bonaerense de Gerli, maniatado con precintos de plástico y vendado. “Pase lo que pase voy a ir a declarar”, afirmó.

Severo, que estaba desaparecido desde el miércoles por la noche, fue liberado pasadas las 22 del jueves en la calle Clemenciau al 50, en Gerli, donde fue auxiliado por un empleado de Diario Popular, de nombre Fabián Abba.

Fuentes policiales señalaron que la vícitima se encontraba maniatado con precintos de plástico, vendado y con algunos golpes, y que fue abandonado por un vehículo que aún no fue identificado.

Severo fue acompañado hasta una remisería de su propiedad, ubicada en la calle Mariano Acosta, y desde allí fue escoltado por la policía al hospital Finochietto de Avellaneda para realizarse las curaciones.

El testigo clave recibió el alta médica pasadas las 0.30, y subrayó a los periodistas apostados en la puerta del nosocomio: “pase lo que pase voy a ir a declarar al juicio” por el crimen de Ferreyra.

Efectivos policiales informaron que Severo contó que habría sido capturado la noche del miércoles cuando una moto, con dos sujetos armados, le cruzó el paso a su vehículo en la zona de Avellaneda.

Severo debía presentarse en los tribunales el jueves como testigo en el juicio por el crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, y tras su desaparición el Ministerio de Seguridad ordenó una búsqueda nacional para dar con su paradero.

Tanto en 2009 como en 2010, la víctima había sufrido amenazas y agresiones por parte de la conducción de Ferrobaires, indicaron distintas fuentes, y tras la muerte de Ferreyra le balearon el frente de la casa comi intimidación.

Comments

comments

Responder

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Encuesta semanal

¿Seguirá subiendo el dolar?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...