Caso Mariano Ferreyra: Desapareció un testigo clave


Desde la noche del miércoles, se desconoce el paradero del ferroviario Alfonso Severo, que debía declarar por el crimen del militante del Partido Obrero en 2010. El fantasma de Jorge Julio López

La familia del trabajador ferroviario Alfonso Severo, un testigo en el juicio por el crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra que debía declarar este jueves en Tribunales, denunció su desaparición.

“No tenemos rastros de él desde anoche. Estaba muy entusiasmado por poder declarar hoy”, subrayó su hijo, Gastón. “En ningún momento él se hubiera borrado”, remarcó.

En declaraciones televisivas, el familiar del desaparecido agregó: “Pongo las manos en el fuego por mi padre y mi familia está destrozada”. Además, Gastón denunció que en los días previos recibieron llamadas amenazantes.

El trabajador ferroviario de Ferrobaires, con sede en el barrio de Constitución, había declarado en la etapa de la instrucción que en la noche del 20 de octubre de 2010, el día que mataron a Ferreyra, le “tirotearon” la casa.

“Mi padre nunca tuvo miedo de nada. El aportó mucha información a la causa. Siempre estuvo para ayudar y, por ayudar, termina siendo dañado uno mismo”, señaló Gastón.

Severo, que vestía un jean, camisa y zapatos, y no tenía problemas de salud según refirió su familia, salió de su casa anoche a las 22.30 a bordo de un auto Renault Clío negro, chapa HGA-137, pero nunca llegó a la casa de su hijo, donde se dirigía.

La familia hizo la denuncia policial en las comisarías 4ta. y 6ta. de Avellaneda e incluso recorrió hospitales de la zona sin resultados favorables.

Resurge el fantasma del caso Jorge Julio López, el albañil que desapareció en 2006 cuando iba a declarar en contra del ex represor Miguel Etchecolaz y que todavía no apareció.

El jucio

Están procesados por la muerte de militante, en el marco de una protesta de tercerizados, el secretario general de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza, y otros nueve acusados, entre ellos el segundo de la UF, Juan Carlos Fernández, y el barrabrava Cristian “Harry” Favale, supuesto autor material del crimen.

Según la querella, en la etapa de la instrucción Severo contó que el 19 de octubre, un día antes del ataque de la patota a los trabajadores tercerizados, fue llamado a oficinas de la UGOFE donde lo “convocaron” para el día siguiente pero que él se negó a participar.

Comments

comments

Responder

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Encuesta semanal

¿Seguirá subiendo el dolar?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...