El matrimonio no sólo las pone borrachas “de amor”…


Al parecer, según una investigación científica, las mujeres casadas beben más alcohol que las solteras. En cambio, los hombres desposados toman menos que aquellos que no pasaron por el registro civil.

Un grupo de científicos de las universidades de Cincinnati, Pensilvania, Rutgers y Texas entrevistaron en 1993 y en 2004 a los mismos 5.305 hombres y mujeres, residentes en el estado Wisconsin, Estados Unidos, sobre su nivel de consumo de alcohol.

El estudio arrojó que las mujeres casadas tienden a beber más alcohol que las divorciadas, viudas o solteras, mientras que los hombres muestran una tendencia inversa.

“Un matrimonio estable hace a los hombres consumir menos alcohol, mientras que las mujeres empiezan a tomar más”, explica la autora de la investigación, Corinne Reczek.

La mayoría de los hombres encuestados indicaron que había tres razones para beber menos: pasaban más tiempo con sus esposas que con sus amigos, ellas tomaban en menor cantidad, y trataron de limitar el consumo de alcohol.

En tanto, la generalidad de las mujeres consultadas señalaron que habían empezado a beber “contagiadas” por sus esposos, que solían tomar por las tardes.

“Nuestra investigación revela que el matrimonio con un hombre que toma bebidas alcohólicas crea un nuevo ambiente para una mujer y la hace a consumir más alcohol”, comenta Reczek.

Comments

comments

Responder

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Encuesta semanal

¿Seguirá subiendo el dolar?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...