A un año del inicio del conflicto armado en Siria

El 15 de marzo de 2011, grupos revolucionarios comenzaron una revuelta contra el régimen de Bashar Al Assad en reclamos de reformas democráticas en ese país de Oriente Medio. El resultado sólo fue muerte.

Lejos de una vía de solución por el momento, este estallido ya tomó estado público y organizaciones internacionales como la OTAN, la ONU y la Liga Árabe ya intervinieron para encontrar una salida al conflicto.

A partir del inicio de esta guerra interna, Siria se dividió en dos facciones: la oposición, que lucha contra “la tiranía” del régimen y reclama “libertad, dignidad y democracia”, según advierten, y las fuerzas gubernamentales, que se enfrentan a los grupos armados de la oposición por sus incesantes masacres de civiles.

Cada uno esgrime sus propios argumentos y su particular visión del conflicto. “Yo solo quiero saber por qué las Fuerzas Armadas y los servicios secretos de inteligencia nos están disparando”, exclama un manifestante, mientras que de la otra parte hablan de una rebelión armada y remarcan: “A lo mejor podría pensar en desertar si estuviera luchando contra los ciudadanos. El problema es que estamos luchando contra grupos terroristas”, explica un policía antidisturbio.

Mientras los dos principales actores del conflicto se acusan mutuamente, la comunidad internacional trata de encontrar una postura común para llegar a una solución. El próximo viernes, el enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, informará al Consejo de Seguridad sobre su visita a Siria y la reacción a sus propuestassobre el cese de la violencia, presentadas al presidente Al Assad.

 

Comments

comments

Responder

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Encuesta semanal

¿Seguirá subiendo el dolar?

Ver Resultados

Loading ... Loading ...